ALIMENTACIÓN: 

 La tortuga terrestre argentina es exclusivamente herbívora. Para su alimentación, debe intentar imitarse su dieta natural. En ella consume leguminosas, tallos y frutos de cactáceas, gramíneas y algunas flores. 

 La dieta debe ser baja en proteínas, y alta en fibras y calcio. 

 Para no excederse en proteínas, no deben administrarse jamás carnes, ni alimentos balanceados de perro y gato, ni lácteos ni ningún otro alimento proteico. Tampoco deben sobrealimentarse, ya que no comen tanto como se creería, y el exceso de alimentos les trae problemas en la conformación del caparazón. 

 Las fibras se obtienen de los pastos en alta proporción, hojas y flores en proporción media, y vegetales en proporción más pequeña. Puede recolectar para su tortuga algunas plantas que encontrará fácilmente en casi todas partes: principalmente pastos, tréboles, diente de león, y rosa china. 

    
 (diente de león)          y        (rosa china) 

Vegetales de hoja, y además calabaza, zapallito, pepino, zanahoria, tomate, y sólo un 10% de fruta (principalmente banana), ya que el exceso de azúcares de las frutas, les trae cambios de ph en el intestino que alteran la flora normal. 

 Requieren grandes cantidades de calcio, que en su hábitat natural adquieren del suelo, comiendo las plantas del lugar. En el cautiverio, debe evaluarse cada caso en particular para ver si es necesario suplementarla. 

 Existen en el mercado alimentos balanceados para tortugas que pueden utilizarse como complementos, pero hay que tener en cuenta que las necesidades de la tortuga terrestre son diferentes a las de las tortugas acuáticas, por lo tanto en el momento de adquirir el alimento balanceado, debemos de fijarnos muy bien cual estamos comprando y no reemplazar uno por otro ante la falta del que necesitamos. 

 Es aconsejable tener varios bebederos ubicados en toda la superficie que tienen disponible para andar. Son de beber grandes cantidades de agua.