Tenemos que tener en cuenta que los erizos necesitan ejercitarse, y no existen actualmente accesorios específicos para este fin para estas mascotas. Tienden a padecer obesidad por una dieta desequilibrada unida al cautiverio y al confinamiento dentro de los habitáculos en que son encerrados.
Para que se ejerciten, lo mejor es la caminata. Para ello podemos soltarlo dentro de nuestro hogar en cuartos controlados por los cuales no puedan escapar, o utilizar esferas como las usadas en grandes roedores. 
Un punto muy importante es que cuando los soltamos en nuestro hogar en plena libertad, NO DEBEMOS DE HACERLO SOBRE ALFOMBRAS, ya que suelen enroscarse fibras de la misma en sus patitas, produciendo alteraciones circulatorias muy graves.
Cuando los encerramos en peceras, jaulas, recintos, etc, deben de tener una cama absorbente, como de marlo, y un escondite. Este último tiene que ser resistente, pudiéndose utilizar de plástico de alto impacto o de cerámicos. Los túneles, cuevas y similares de acuarismo de cerámico son algunos ejemplos que podemos utilizar, teniendo en cuenta el tamaño a que llegará de adulto.
NO PODEMOS COLOCAR NINGUNA TELA DE NINGUN TIPO PARA ABRIGARLO, ya que suele enroscarse con las mismas.