Es imposible hablar aquí de todas las aves, por lo tanto vamos a tratar temas generales sobre las aves de jaula.

Son muchas las especies de aves que se comercializan para tenerlas en nuestros hogares. No todas se alimentan con lo mismo, por lo tanto, debemos asegurarnos de darles la alimentación adecuada. Existen alimentos balanceados para diferentes especies (por ejemplo para canarios), pero no todos se consiguen fácilmente, por lo cual a algunas aves debemos administrarle mezclas de semillas, complementadas en general con frutas y verduras dependiendo de la especie.

Cuando adquirimos la jaula, debemos tener en cuenta que sea lo suficientemente amplia para que el ave tenga comodidad. Además de eso, aquí van algunos consejos generales sobre la jaula y cuidados:

1.- El o los palitos de apoyo, deben de estar ubicados de tal forma, que cuando se pare, ni el copete (en el caso que sea un ave con penacho o copete) ni la cola, toque algún barral de la jaula.

2.- El palito debe de ser lo suficientemente ancho como para poder agarrarse con firmeza, pero que los dedos no abracen toda la vuelta, evitando que con las uñas se lastime la palma.

3.- La limpieza debe de al menos dos veces al día. Las heces poseen mucha sustancia amoniacal que puede producirle transtornos oculares o respiratorios si comienzan a evaporarse, pero a su vez, si es un ave que desperdicia mucho alimento, cae al piso y produce una fermentación anexa que es perjudicial para su salud.

4.- Debemos colocarle suficiente agua, y a muchas especies les gusta tomar baños, por lo que es conveniente tener una batea en su interior. 

5.- Los comederos pueden ser de dos tipos: internos (que generalmente son a cielo abierto) y externos (que generalmente son a cielo cerrado y poseen una abertura por donde el ave introduce la cabeza).  Asegúrese de cuál es el apropiado para su ave.

6.- En la época reproductiva, puede incorporarle nidos artificiales que también pueden ser internos o externos según el ave. Los mismos son de alambre, con la forma de nido, al cual se le agrega arriba a modo de tapizado un nidal tejido de hilo o cuerda. A ésto conviene colocarle dentro de la jaula palitos y hojas finas y largas para que el ave las entreteja con los hilos del nido y termine de armarlo a su gusto.

7.- No cuelgue la jaula sobre paredes blancas. El reflejo que generan puede llegar a ser muy estresantes para ellas.

8.- No deje la jaula al sol detrás de vidrios. Puede provocarle un shock térmico.

9.- No deje a su ave en exteriores cuando ya es de noche. Piense que el ave cuando va oscureciendo trata de buscar refugio, y dentro de la jaula no podrá hacerlo.

10.- Cuando tome al ave con sus manos, trate de no tenerla mucho tiempo, ya que puede asustarse y es común que tengan un paro cardíaco por este motivo, sobre todo en las especies de muy bajo peso.

11.- Las aves que poseen un rápido crecimiento del pico, deben gastarlo continuamente. Para ello existen sepias, que son placas de calcio duras, que pueden o no tener semillas, y que sirven tanto como suplemento de calcio como también para desgastar el crecimiento excesivo del mismo.

12.- Trate de no fumar en la habitación donde se encuentra el ave. Piense que poseen una capacidad respiratoria mas pequeña que la nuestra, y el mínimo humo puede traerle trastornos de salud. Incluso se reportaron problemas, con aves que si bien sus dueños fumaban en la habitación contigua, igual el humo llegó a ellos.

13.- No deje al ave enjaulada en la cocina. Ahí se generan gases durante la cocción que al igual que el punto anterior pueden perjudicar su salud. Además no descansan correctamente por los ruidos emitidos por la heladera y por las costumbres de los dueños de levantarse a horas diferentes a las de las aves.