CARACTERISTICAS: 

 La expectativa de vida de los hurones es de 5 a 7 años.  Su peso adulto va de los 0,5 a los 2 kg.  En Argentina ingresan todos ya castrados en forma temprana, por disposición de Fauna, ya que no son autóctonos del país.  Vienen también operados de las glándulas perianales, y con microchip.

ALOJAMIENTO:

   Es conveniente que estén en libertad dentro de la casa el mayor tiempo posible, y su lugar de descanso puede ser una jaula donde se colocará una hamaca (les encanta).  Son animales fotoperiódicos, por ello necesitan ser provistos de 14 a 16 hs diarias de oscuridad total.

   Se acostumbran bastante bien en utilizar bandejas con piedritas sanitarias.  Les gustan los juguetes, túneles, pasadizos, atención con los materiales de los mismos ya que son muy propensos a la ingestión de cuerpos extraños.  

ALIMENTACIÓN:

   Los hurones son carnívoros estrictos, y necesitan un balanceado que les aporte entre 30 a 40% de proteínas, y del 15 al 20% de grasa.  En el país hay un único balanceado específico para hurones disponible (Marshall). De no conseguirse, una alternativa son los balanceados para gatito de óptima calidad.

   Es muy recomendable la suplementación con ácidos grasos esenciales, para mantener en buen estado su pelaje.  Pueden desarrollar tricobezoares (bolas de pelo en estómago), por lo que se les puede administrar en forma preventiva laxantes específicos para hurones.

   Son frecuentes las variaciones estacionales de peso, aumentando un 30 a 40% del mismo en el invierno.    

   También pueden experimentar en forma fisiológica alopecías estacionales.