Los erizos son susceptibles a una variedad de enfermedades.  

PIEL: Pueden tener pulgas, garrapatas, ácaros de sarna, dermatofitos (hongos), también pododermatitis (infecciones en las zonas de apoyo de sus patas).

GASTROINTESTINALES: Enfermedad dental, diarrea por dieta inadecuada o cambios dietarios repentinos, ingesta de cuerpos extraños, parásitos, enfermedad hepática asociada a obesidad.

SIST. RESPIRATORIO: Neumonías y broquitis bacterianas, en general asociadas a temperaturas inadecuadas o higiene deficiente.  

NEOPLASIAS: Son comunes los tumores malignos en erizos de más de 3 años, de variedad de órganos (piel, útero, linfomas, glándula mamaria entre otros.)

SINDROME DEL ERIZO TAMBALEANTE: Es una enfermedad desmielinizante de causa desconocida (aunque se sospecha una base genética), que se caracteriza por incoordinación, pérdida de peso, y lleva a parálisis progresiva a lo largo de semanas o meses de evolución.  Ningún tratamiento demostró ser eficaz.