Hay varias especies de erizos utilizados como mascota, la más común de ellas es el Atelerix albiventris (erizo de vientre blanco), nativos del centro de África.

  Los erizos son de hábitos nocturnos, también son trepadores, y solitarios (sólo se junta con la hembra en época de celo). Los machos y las hembras juntos son capaces de hacerse daño con sus púas y dientes. 

     Los erizos prefieren lugares oscuros y pueden reaccionar mal a un ruido fuerte y al brillo de la luz del sol. Miden de adultos entre 10 a 16 cm de largo y pesan  300 a 400 gr de peso. Las púas miden entre 0.5 y 2 cm de largo y están distribuídas dorsalmente y descansan en la capa más profunda de grasa en el tejido subcutáneo. Se enrollan cuando se sienten amenazados, siendo su único mecanismo de defensa ante los depredadores. 

     Las púas no causan serios daños para sus dueños. La mayoría de los erizos tienen espinas de colores alternados café y blanco. Pero los colores varían, incluso se han criado erizos con todas sus espinas blancas (se les conoce como copo de nieve). 

     El pene está en el exterior, localizado en la mitad del vientre abdominal, tiene la apariencia de un botón. Los testículos son normalmente en relieve dentro de la cavidad abdominal y no son fáciles de palpar. La vagina está localizada cerca del ano, como en otros animales pequeños. Podemos ver en la región ventral dos filas de mamas.

  La longevidad es de 4 a 6 años, la madurez sexual comienza luego de los 2 meses de edad (aunque es recomendable esperar a los 6 meses para reproducirlos), y la gestación dura alrededor de 35 días.  Tienen 3 a 4 crías por camada, y el destete se realiza a las 6 a 8 semanas.