Las fracturas de incisivos son bastantes frecuentes en cobayos. En general no interfieren con la alimentación y con el tiempo vuelven a crecer.


      

Como en el caso anterior, acá también vemos un caso de fractura dental, pero complicado con queilitis (inflamación de las comisuras labiales) En estos casos, la carencia de vitamina C es un factor predisponente en estas inflamaciones.

      

Éste es un absceso, muy frecuente en esta especie, algunas veces asociados al crecimiento de las raíces dentales.



En este caso hay un agrandamiento de los dos ganglios submandibulares y axilares, se hace una punción que confirma un proceso neoplásico.