HAMSTER:

Las variedades más comunes de encontrar son:

 Hámster dorado: tal vez el más visto, colores variados lisos o dos colores, pelo largo o corto. Pesa unos 100 a 120 g. Es una variedad más temperamental y de hábitos solitarios. 

Hámster ruso: más pequeños de tamaño, colores gris, blanco, beige, con franja oscura central en el lomo. Es más dócil que el anterior, pudiendo vivir en pareja o en comunidad. 


HABITAT:  

Se recomiendan más las jaulas que las hamsteras de vidrio, debido a su mejor ventilación. Además, los recintos de vidrio suelen generar mucho calor que concentra y evapora las toxinas generando una atmósfera insalubre para la mascota. 

El recinto debe ser lo más amplio posible, ya que son sumamente movedizos. Hay jaulas en el mercado con 2 o 3 niveles, escaleras, rampas, casita, rueda, y también hay laberintos de caños que les gustan mucho para jugar. 

Son muy escapadizos, trepan en forma permanente, controle la seguridad de las puertas de su jaula, o que no puedan levantar el techo en caso de hamstera de vidrio. 
Hay que mantener la higiene para evitar que respiren los vapores de las deyecciones. 

Requieren un bebedero con agua fresca que debe cambiarse a diario. Existen para tal fin, bebederos automáticos. 

No deben exponerse a luz solar directa, sobre todo en verano para prevenir golpes de calor. 

Son muy sensibles al frío y las corrientes de aire, pudiendo entrar en hipotermia que pone en peligro su vida. 

El mejor sustrato para la cama es el marlo de choclo, totalmente inocuo para ellos. Las virutas pueden tener toxinas de las maderas que no les hacen bien, además del polvillo que algunas veces puede causarle conjuntivitis o problemas respiratorios. 

 Hamsteras y productos, click aquí