DATOS BIOLÓGICOS:

 Las iguanas viven entre 12 a 16 años.  Es muy importante saber antes de adquirirla, que nacen con apenas 10 cm, pero al año de vida llegan a medir un metro, y en tercer año ya tienen casi el tamaño adulto, que es de 1,65 metros aproximadamente.  
  
   Tienen hábitos diurnos.  Son trepadoras y arborícolas.

ALOJAMIENTO:

  El terrario debe ser más alto que largo (dimensiones mínimas para un adulto: 1,5 x 1,5 x 0,75 m).  La decoración le debe proveer refugios de escondite visual.

  Deben disponerse varios bebederos, incluyendo alguna pileta donde pueda sumergirse y bañarse por completo, pues son excelentes nadadoras.  Es muy importante la higiene diaria de los bebederos, porque suelen defecar en ellos. 

   Es necesario que realicen ejercicio, por lo que deben sacarse del terrario un par de horas diarias como mínimo. 

  El sustrato puede ser césped, corteza, turba o tierra.  Es imprescindible una luz ultravioleta que se renovará cada 6 a 12 meses.  Es muy recomendable la exposición a la luz solar directa.  Debe acondicionarse una fuente de calor vertical que le permita alcanzar los 29-32ºC como mínimo.  La humedad debe mantenerse al 80%.


ALIMENTACION:

  Son herbívoras, no deben comer proteína animal, ni balanceados de perro o gato.

  Su dieta natural se compone principalmente de hojas, por este motivo debemos intentar imitar sus requerimientos: una dieta a base de tomate y lechuga le traerá aparejadas carencias.  

   Pueden comer en forma diaria hojas y flores de diente de león, flores de rosa, pellets de alfalfa, berro, radicheta, perejil, chauchas, remolacha, repollo, acelga.  Frutas: (no superar el 15% de la ración): durazno, pera, banana, frutilla, melón, y algunas verduras que no son de hoja como zanahoria, morrón, tomate.  Pueden ofrecerse pequeñas cantidades de arroz hervido, legumbres y pan integral.

   Es conveniente suplementar con calcio porque suelen tener carencias.