JERBOS:

 De tamaño apenas mayor al hámster, los jerbos cuentan con una larga cola cubierta de pelo, y unas patas traseras muy desarrolladas en su musculatura, lo que los convierte en excelentes saltadores y corredores.  

 Son de hábitos diurnos, curiosos, sociables, y rara vez agresivos.  

 Viven en grupos o clanes, es recomendable que no haya más de dos o tres hembras por grupo, el cual suele ser muy cerrado, y no deben introducirse nuevos ejemplares sino que deben acostumbrarse juntos desde pequeños para evitar las peleas.  

 A diferencia del hámster, ambos padres cuidan de sus crías, e inclusive los otros adultos del clan cuidan las crías ajenas.  
 El destete de las crías se realiza a los dos meses, ya que si bien antes de ello adquieren la autonomía para alimentarse, necesitan de los padres para aprender las conductas de la especie.

 Es muy recomendable tenerlos en pareja o en grupo, ya que son sumamente sociables.  Pueden tenerse dos del mismo sexo, si se desea que no se reproduzcan.

 Consumen muy poca agua, y apenas orinan, con lo cual la limpieza no necesita hacerse tan seguido, además casi no despiden olores.

 Se recomienda como alimento un balanceado especial para roedores.  Para alojamiento se prefieren los recintos de vidrio, amplioscon tapa.  También pueden ser jaulas, aunque hay que tener en cuenta que masticarán los alambres, pudiendo engancharse en ellos patas o cola, y además tiran hacia afuera todo el sustrato de la cama.  Son muy destructivos y roen todo lo que encuentran.  

 Toman cuidadosamente la comida con ambas manos, en forma muy prolija y minuciosa.  

 Si los queremos manipular, debemos rodearlos con ambas manos en forma de copa, por debajo de su cuerpo.  No es conveniente levantarlos desde la cola, ya que podrían lesionarse.  

 Son muy activos, se les puede poner para jugar tubos de cartón para esconderse, también algunos papeles de rollo de cocina, que picarán y formarán nidos.


 Si quiere ver nuestros productos haga click aquí.