De todas las mascotas exóticas, quizás el Mini Pig es la que mayor demanda tiene en el último tiempo, y mas difícil de adquirir es.
     
     Si bien es un cerdo, no podemos compararlo con los cerdos que conocemos, ya que su tamaño, su alimentación y su carácter hacen que se aleje en gran parte del típico cerdo, haciéndolo una mascota muy especial.

          Por mas que comparta las mismas enfermedades que los cerdos de producción, sus cuidados no son los mismos. Sus requerimientos varían en forma muy notable y por ello, es necesario que sea atendido por veterinarios especialistas en animales exóticos, y no en animales en producción animal.