El picaje en las aves es una de las consultas más frecuentes y no siempre es fácil de diagnosticar la causa. Las aves suelen arrancarse las plumas con gran intensidad, e incluso llegan a lastimarse la piel. 

  No debemos de confundir el PICAJE con una ALTERACION EN LA MUDA. En ambas, encontraremos al ave desprovista de plumas pero el picaje suele tener una aparición súbita y puede ocurrir en cualquier momento del año, en cambio una alteración en la muda es mas paulatina y ocurre ante los cambios de estaciones climáticas o cuando cambian los pichones su plumón por la pluma de ave adulta. En este último caso, no vemos al ave arrancarse las plumas y la piel no suele presentar lastimaduras. 





   El picaje tiene dos causas principales, que son por causas orgánicas (como ser enfermedades, carencias, etc) o por causas etológicas (como ser ante trastornos de comportamiento) 

     Entre las causas orgánicas tenemos: 

     • Parásitos intestinales: Aquí el picaje se concentra en la región de la cloaca. 
   • Alteraciones hormonales: Suelen concordar con la llegada del ave a la edad adulta. 
     • Dolor 
     • Parásitos externos 
     • Infecciones de piel. 
     • Carencia de minerales 

     Entre las causas etológicas tenemos: 

     • Mal manejo del ambiente 
     • Miedo 
     • Ansiedad por separación 
     • Frustración reproductiva 
     • Superpoblación 
     • Aburrimiento 
     • Carencia de grupo social 
     • Conductas condicionadas (para llamar la atención) 
     • Comportamientos compulsivos-obsesivos. 

  Pese a todas las causas de picaje, las que más hemos observado en nuestro consultorio, son por desbalances alimenticios o dieta desequilibrada, mal manejo del ave, parasitosis internas y externas.