DATOS BIOLOGICOS:

   Se conocen comúnmente como dragones barbudos.  Han ganado popularidad en los últimos años debido a su temperamento dócil, el tamaño moderado que alcanzan, y la relativa facilidad de sus cuidados.  Son terrestres, semiarbóreos y diurnos.  Viven de 5 a 7 años, y su tamaño adulto alcanza los 50 cm.

ALOJAMIENTO:

   No es muy exigente en cuanto a su mantenimiento.  Sólo necesita un espacio con refugio abundante, troncos granes, y áreas de sol.  Pueden alojarse tanto en interior como en exterior.  Debe poseer espacio para correr, una luz ultravioleta que se cambiará cada 6 a 12 meses, y una fuente de calor.  Durante la noche puede mantenerse a 20-22ºC.

ALIMENTACION:

  Son omnívoros.  El 50% de la dieta la constituye la presa viva: grillos, cucarachas, tenebrios, crías de ratón sin pelo.  El otro 50% son vegetales: diente de león, hojas de rosas, pellets de alfalfa, rúcula, acelga, perejil, apio, manzana, pera, frutilla, arvejas.  

   Es recomendable suplementarlos con calcio, ya que es común que tengan carencias.  

   Lechuga, tomate y espinaca, en poca cantidad, ya que contienen alto fósforo y oxalatos.